Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Ganadores y perdedores

En la vida siempre hay momentos decisivos en los que se presentan disputas. Como resultado de ellas solo caben dos opciones, salir victorioso o derrotado.
En el mundo de los ciervos, existen unos días clave al año en los que da lugar el espectáculo de la berrea. Durante este periodo habrá disputas y enzarzamientos de los machos  por intentar conquistar a las hembras.  Como es lógico el macho más sano (reflejado habitualmente en la grandeza de sus cuernas,) o incluso a veces el más espabilado, tras ganar la batalla, habrá sido elegido para transmitir sus genes a las nuevas generaciones de la especie.
Pero, ¿qué pasa con los perdedores? Esos grupos de jóvenes que no están aún a la altura de sus mayores,   venados que presenten enfermedades, deformidades en las cuernas..., o los que comienzan a perder sus fuerzas después de tantos años de éxito. Es el caso de este ciervo que pudimos observar hace unas semanas y en el que conseguimos observar hasta 11 puntas en solo una cuerna.


Ciervo (Cervus elaphus)

 Después de observarlo un rato, pudimos apreciar que en la otra cuerna tan solo tenía dos puntas, posiblemente sea debido a una deformidad producida por la edad, como reflejan sus orejas caídas.


Ciervo (Cervus elaphus)



Los vencedores seguirán exhibiéndose tras la puesta del sol.


Ciervo común berrando en la oscuridad (cervus elaphus)


Mientras que los perdedores, pueden quedar debilitados tras las peleas sirviendo de presa a los lobos y demás depredadores, o morir dando lugar a la satisfacción de carroñeros como el buitre que sobrevuela estos bosques continuamente.


Buitre leonado (Gyps fulvus)


Buitre leonado (Gyps fulvus)


Buitre leonado (Gyps fulvus)


Como todo en esta vida se acaba, hay que aprovechar y vivir los momentos de gloria o buscarlos insaciablemente cuando estos no se presenten  como todos y cada uno de los ciervos en la época de berrea.
Gracias por la visita,
y hasta la próxima

3 comentarios:

  1. Habéis creado una breve historia muy bien ambientada. Me recuerda al viejo macho montés de El Hombre y La Tierra de Félix. Cómo me gustan las vivencias personales de la gente y el modo de exponerlas; reconozco que la vuestra me ha gustado, porque indagáis sobre la malformación de la cuerna creando una versión interesante.
    Me alegra conoceros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Javi, la verdad es que intentamos hacer lo más ameno posible nuestras experiencias vividas en el campo, nos gusta centrarnos mas en las vivencias personales porque consideramos que es lo que realmente enriquece a uno y que para dar datos numéricos ya está la wikipedia y demás estudios que realizan los expertos.
    Gracias por los cumplidos y la alegría es mutua.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Interesante el texto de esta entrada, además de unas fotos de gran dificultad. Seguid contándonos vuestras cosas con ese estilo tan personal que tenéis.

    Saludos,

    Lourdes y Jesús

    ResponderEliminar