Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La garceta común

Hacía ya tiempo que teníamos ganas de plasmar mediante una serie de imágenes a la garceta común. La verdad es que es un ave que no suele ser bastante difícil de observar, basta con acercarse hasta alguna ría del norte peninsular y si hay un poco de suerte, estará por la orilla buscando algo para llevarse al pico. Desde hace unos años, un par de garcetas tenían por costumbre pasar la mayoría del tiempo en un lugar bastante apropiado de la Ría de Tina Menor, con abundancia de comida y aguas no muy contaminadas.
El caso es que este año han debido de cambiar de hábitos y se han desplazado un par de kilómetros hasta un brazo de la ría en el que converge un pequeño polígono industrial. El lugar está bastante contaminado, con la típica estela en el agua de algunos hidrocarburos y aceites. Solo con decir que las garcetas usan como posadero habitual las barreras de contención colocadas para que no se dispersen los contaminantes... En la siguiente imagen mostramos a la garceta común utilizando como posadero una de las barreras, que como podéis observar también han sido conquistadas por pequeños moluscos.


Garceta común (Egretta garzetta)

Entretanto, otros ejemplares prefieren permanecer en la orilla y mientras esperan por conseguir alimento, llevan a cabo labores como el acicalamiento o la eliminación de plumas antiguas.


Garceta común (Egretta garzetta)


Garceta común (Egretta garzetta)


Garceta común (Egretta garzetta) con restos de pluma en el pico.

 
Esta última garceta en concreto, se encontraba muy amistosa. A ratos se quedaba mirando la ría, o daba pequeños pasos, y entre tanto, como se ve, se dedicaba al cuidado del plumaje. Permanecía bastante segura, cediendo mucho en las distancias y en otros factores que suelen ahuyentar como la voz, ligeros ruidos,  movimientos bruscos... Vamos que podías permanecer a tus anchas, aunque por intervenir lo mínimo en su hábitat, nos mantuvimos discretos y a una distancia prudente.
Ha sido una entrada algo breve para las que acostumbramos a hacer, pero aún así, esperemos que os haya gustado.
Saludos y gracias por visitar este cobijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario