Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

sábado, 20 de noviembre de 2010

Pequeños desapercibidos

Es increíble la cantidad de bichos que hay por todas partes y habitualmente ni nos enteramos. Simplemente con bajar la mirada al suelo y mirar con detenimiento se pueden observar algunos de ellos. Otros no tan pequeños, como el ciervo volante (considerado el insecto forestal más espectacular), pueden llegar a ser del tamaño de pequeños mamíferos y provocar más daños que estos si tienen que defenderse.
Mostraremos en esta entrada algunos de estos espectaculares enanos que nos hemos encontrado mientras pateábamos monte.


Ciervo volante (Lucanus cervus)


Ciervo volante (Lucanus cervus)

La mayoría de los insectos son relativamente fáciles de localizar si prestamos un poco de atención a sus ambientes adecuados. Observar debajo de las piedras, levantar troncos podridos o intentar apreciarlos entre vegetación  son algunos de los procesos para poder dar con ellos.
El siguiente protagonista apareció cuando mirábamos debajo de unas rocas, Siempre que se levantan del suelo materiales para localizar artrópodos, debemos dejarlos en su posición inicial para perturbar en lo menor posible su hábitat.

milpiés negro (Spirobolus marginatus)



milpiés negro (Spirobolus marginatus)
A finales de octubre, con la llegada del frío a la montaña, algunos de estos pequeños ven mermadas sus capacidades físicas. Este es el caso de la chicharra, durante estas fechas se disponen cientos de ellas en mitad de los prados de la montaña cantábrica sirviendo de comida fácil para sus depredadores.


Chicharra (Steropleurus stalii)


Chicharra (Steropleurus stalii)


El grillotopo emite una especie de pitido que hace resonar con las piedras que se encuentran justo encima de la galería del insecto, de esta manera consigue emitir un sonido de elevada sonoridad que llega a ser molesto para nuestro sistema auditivo si nos encontramos en un ambiente cercano.

Grillotopo o alacrán cebollero (Gryllotalpa gryllotalpa)

Grillotopo o alacrán cebollero (Gryllotalpa gryllotalpa) introduciéndose en su guarida

Con la llegada de las bajas temperaturas, los protagonistas de la entrada se retirarán a sus cuarteles de invernada hasta que la temperatura del ambiente vuelva a ser de unos 18-20ºC. 
Nosotros también nos despedimos hasta la siguiente entrada.
Saludos y gracias por visitarnos.

3 comentarios:

  1. q wapo el ciervo volante!!!a ver si nos vemos y hacemos una salida!!un saludo

    ResponderEliminar
  2. Menudo carta de menú habéis expuesto. Que contento, si hubiera viajado el autillo por vuestro blog.
    El ciervo volante es espectacular, una verdadera satisfacción la de poder toparse con él. Ojala lo viera más a menudo; como el grillotopo, al que sólo he visto una vez.
    Me satisface esta entrada de invertebrados a los que tal vez debiera de dedicarles un poco más de tiempo. Se lo merecen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Que tal Javi 16.
    Tienes razón, deberíamos prestar más atención a estos pequeños que sin duda son igual de importantes que el resto.
    La verdad es que si el autillo se pasara por aquí, disfrutaríamos todos porque apenas hemos podido apreciarlo en la naturaleza.
    Saludos

    ResponderEliminar