Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

miércoles, 23 de junio de 2010

Historia de un martinete

Hace unos días por consejo de un amigo, decidimos pasearnos por las orillas del Pisuerga y conocer así parte de la fauna que ofrece. No llevabamos ni siquiera la cámara, pues nuestra intención era adentrarnos por sitios no transitados por la gente para llegar a una orilla donde la aparición de otras personas sea prácticamente imposible y disfrutar de una tranquila y apartada visita.
Como siempre no faltaron los pajarines, sobrevolaron varias rapaces como milanos reales, milanos negros, una pareja de aguilucho cenizo y un águila calzada. El cuco nos entretuvo con su canto y  hasta un raposo salió de entre unos troncos para seguir su marcha a trote. Una garza nos vigiló la tarde entera desde un tronco horizontal en la otra orilla del río. Fue al decidir marcharnos cuando nos sorprendió el vuelo lejano de un ave de dimensiones inferiores a las de la garza que se posó en un árbol cercana a ella pero en el extremo más alto del árbol. El sol ya no iluminaba la zona y la vista no nos llegaba para poder ver de que ave se trataba.
Reuniendo varios datos característicos y juntando opiniones diferentes caímos en la posibilidad de que fuera un martinete. Del cuál desconociamos su presencia en este lugar (concretamente a la altura de Simancas, poco antes de juntarse con el Duero).

A los pocos días volvimos al mismo lugar y a la misma hora con las ganas de esperar su regreso. Esperamos un rato observando la garza real, que seguía en su posadero. Era eso de las 8:30 cuando su sigiloso vuelo nos hizo desviar la mirada de la garza y seguir al supuesto martinete para ver cómo se posaba en un sitio similar y muy cercano al de la vez anterior.


Martinete (Nycticorax nycticorax)


Martinete (Nycticorax nycticorax)


En efecto era un martinete y esta vez ibamos preparados, asique ni la garza ni el martinete conseguían encontrarnos, ya que nos escondimos entre la maleza para no interferir en sus vidas.
 
 
Garza real (Ardea cinerea)

 
Entretanto la garza avandonó su tronco para buscar alimento en la orilla.
 
Garza real (Ardea cinerea)


Y en poco tiempo llegaron otros dos ejemplares de martinete. Uno se escondió entre arbustos, pero el otro quedaba un poco más a la vista muy cerca de la garza. Al observarlo, vimos que se tartaba de un juvenil, pero ya bastante crecido, diferenciado por el marrón del pecho.
 
 
Juvenil de martinete (Nycticorax nycticorax)

El martinete abnadonó su árbol para posarse en una isla de piedra que quedaba en medio del río y al lado de un pequeño salto de agua.


Martinete (Nycticorax nycticorax)

Lugar que decidió usar para pescar y poder llevarse algo al pico.




Saludos!

3 comentarios:

  1. Muy buena observación. Y también el vídeo. Nunca he visto un martinete!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Los martinetes del Pisuerga en la zona de Simancas son una tentación constante para el fotógrafo. Me gusto el video especialmente.

    Saludos,

    Jesús

    ResponderEliminar