Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

domingo, 22 de febrero de 2015

Los inviernos de la meseta castellana

Las tierras de la meseta castellana parecen eternamente monótonas, secas y sin aparentes cambios. Sin embargo, mas allá de esa idea preconcebida, se trata de una región que alberga algunas especies faunísticas interesantes, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones de escasez, de refugio y alimento, sin pasar por alto la dureza meteorológica. Un clima sustancialmente duro por sus elevados contrastes térmicos y su aridez, provoca una difícil supervivencia para sus habitantes.
Durante este invierno, nos hemos dedicado a conocer un poco más las especies de animales más representativas que en esta estación del año residen, visitan o se mueven por las comarcas que forman este enclave geográfico del noroeste de la península ibérica.
Una de las ideas principales de este post es resaltar aquellos patrones de movilidad que pueden efectuar las diferentes especies de aves durante el invierno. Para ello, hemos resaltado los siguientes parámetros: sedentarios, desplazamientos por la propia meseta, estacionarios, invernantes y pasos en migración.


Avutarda / Otis tarda / Great bustard  en la estepa castellana


Quizás una de las aves más emblemática de este ecosistema de extensos campos, mesetas y cultivos, sea la avutarda. Con su imponente aspecto atigrado, se mueve en bandadas en busca de alimento. Aunque parezca una especie que se pueda encontrar siempre en los mismos enclaves de la estepa castellana, su patrón de movilidad se podría considerar más bien de semisedentario. Efectúa pequeños movimientos, que van desde varios km hasta los 200 km de distancia en algunas ocasiones, todo ello es debido a la disponibilidad alimentaria. 
Las avutardas son especialmente conocidas por ser la especie de ave voladora más pesada del mundo. Lo que supone decir que actualmente es el ser vivo capaz de mover más peso, hasta 16 kg, a través del medio aéreo (sin ayuda externa).


El vuelo del ave más pesada capaz; Avutarda / Otis tarda / Great bustard


Si la avutarda es el perfecto ejemplo del tipo de aves que se desplaza de forma semisedentaria por la meseta, las perdices son el más abundante y claro ejemplo de aves que residen y crían en un mismo territorio.  Con su característico canto invaden de sonidos la meseta, reclamando atención desde los sitios más elevados; que a menudo son rocas, terrones de tierras o pequeñas ondulaciones. Abajo, en los prados y cultivos, esta gallinácea intenta pasar desapercibida mientras rebusca su alimento; ante un peligro, quieta y agachada pretende no ser vista. Curioso es  observarla de cerca y comprobar que luce un colorido bastante llamativo.


Perdiz roja / Alectoris rufa / red-legged partridge


Con el cambio de tiempo, bajan las temperaturas y el frío se hace notar. A la vez que una parte de la avifauna abandona la meseta, comienzan a llegar especies de latitudes septentrionales que migran en busca de alimento y un clima más benévolo. Así se da el caso de los milanos, mientras el milano negro huye al continente africano, su primo-hermano real, aparece para sustituirlo en su atalaya, comerse sus topillos y surcar sus cielos.


Milano real / Milvus milvus / Red kite; en vuelo


De igual manera aparece la avefría. Su nombre parece decirlo todo. Bandadas de varios de estos ejemplares blanquinegros comienzan a invadir los campos para picotearlos sin piedad cuando aparece el frío, las heladas, las nieblas...


Avefría europea / Vanellus vanellus / northern lapwing; en los campos castellanos


Un comportamiento curioso, que se da dentro de algunas especies, es el aumento de población de las mismas durante la época más fría. Al igual que hay aves que sólo podemos observar en la península con el movimiento migratorio invernal, hay otras que a aparte de dicho desplazamiento invernal cuentan con ejemplares residentes que perduran todo el año en el territorio.
Así ocurre por ejemplo con el halcón peregrino. En invierno, su población se ve reforzada en los campos castellanos con los falcos que se acercan del norte del continente, facilitándonos la posibilidad de toparnos con uno. 

Íbamos acabando una jornada de campo cuando el atardecer nos brindó con su magia. El sol ya estaba escondido, sólo quedaba la luz y el color que se va perdiendo segundo tras segundo, De repente, lo que podía ser nada más que un cardo o un matojo fuera de lugar, resultó ser un regalo para la retina al agudizar la vista. Un halcón peregrino se encontraba imponente, en el centro de la inmensa explanada, con sangre en el pico, el buche lleno y plumas esparcidas alrededor, Así es este potente halcón, conocido por todos por su gran velocidad y su mortífera precisión. Pequeño pero matón.


Halcón peregrino / Falco peregrinus / Peregrine falcon; en los campos de Castilla


Intentar acercarse más sería contraproducente, pues estaba claro que la rapaz se había metido un buen festín entre pecho y espalda y su huida ante el acoso habría resultado ser más molesta de lo habitual.

Otra rapaz característica por aumentar su población en esta época del año es la lechuza. La más hermosa de las aves nocturnas; curiosamente blanca pero mortífera en la oscuridad. Ya hemos contado bastante sobre esta especie en entradas anteriores como son sus métodos de caza y demás apuntes interesantes; por lo que dejamos el enlace de este post de rapaces nocturnas pinchando sobre MÉTODOS DE CAZA ó UN BLANCO EN LA OSCURIDAD.
Por ello, aquí no dejamos más que su recuerdo, con esta elegante pose que nos mostró una noche cerrada de grandes nieblas, humedad y frío.


Lechuza común / Tyto alba / Barn owl


Por último, nos queda hablar de aquellas aves que solamente utilizan el medio acuático, como las lagunas que brinda el paraje castellano en algunos rincones, para pararse a descansar o alimentarse. Digamos que se mantienen de paso por el lugar, como cuando nos salimos a un área de servicio durante un largo viaje de autovía. Este invierno, hace una semana aproximadamente, tuvimos la suerte de toparnos con este ejemplar de espátula entre carrizos y espadañas.


 Espátula común / Platalea leucorodia / Eurasian spoonbill; en su ambiente


No son muchas las veces que coincidimos con esta especie tan singular. Destaca por su figura enorme y blanca, pero verla con detalle resalta aún más su particularidad. Su pico grueso y plano, es su arma para comer. Utiliza las aguas poco profundas para meter la mitad de su gran pico en el agua para, con él abierto, moverse de un lado a otro obteniendo los nutrientes necesarios. Es un animal que mezcla caracteres y según se mire da que pensar algo diferente. Por una parte sus ojos son de un color rojo fuerte, que le dan fiereza a su expresión. Por otra, sus largas plumas de la cabeza le dotan de un toque gracioso y divertido. Además como todas las garzas, está dotada de unas largas patas, que de un tono negruzco, le dan ese imponente pero esbelto perfil.


 Espátula común / Platalea leucorodia / Eurasian spoonbill


 Espátula común / Platalea leucorodia / Eurasian spoonbill


La espátula nos dió bastante permiso para hacerle una sesión de fotos. Se veía coqueta y confiada, cosa extraña y que agradece con creces cualquier observador o fotógrafo de naturaleza. Puesto que lo normal es tener 5 segundos para sacar al animal con la cámara o alcanzar a verlo bien con los prismáticos. Casi siempre los nervios y las prisas juegan malas pasadas en estos momentos y el frío que entumece las manos o el vaho que empaña las lentes solo entorpecen más la operación. Es curioso pensar de qué depende que un animal (una vez te ha visto) decida respetarte, marcharse o echarte. Por lo general es un carácter que parece ir atribuido a la especie, pero aún así cada animal es un mundo e incluso cada momento es único; por tanto, la respuesta del bicho siempre es una incertidumbre.

Otra cosa que podemos llegar a odiar los amantes de la naturaleza son las nieblas mañaneras. Te has levantado más temprano que el sol y te encuentras con el panorama de solo poder mirar 10 metros delante de ti. Donde el terreno de las estepas comienza a ondularse, allí donde los campos dan paso a plantaciones de pino de repoblación, son zonas con debilidad para formarse estos tapones blancos entre cielo y superficie. 


Fría mañana castellana


La manera de tomarse todo con optimismo, te hace aprovechar cada situación y sacar lo bueno de ella. Con las nieblas, podemos obtener estampas únicas, que parecen haber salido de cuentos de hadas. Y tienen un hándicap. Siempre esconden algo en su interior. Algo que se va desvelando a medida que el sol sale y calienta la atmósfera, el manto blanco comienza a abrirse y la sorpresa puede ser cualquiera..


Lobo ibérico / Canis lupus signatus / Iberian wolf


Un saludo a todos los amantes de la fauna que os deleitáis con este y otros blogs fantásticos que nos sirven para desconectar de vez en cuando con esas entradas que nos ponen los dientes largos y nos hacen añorar eso que tenemos siempre en mente y que no siempre es posible disfrutar: la naturaleza.




1 comentario:

  1. Very interesting blog. A lot of blogs I see these days don't really provide anything that attract others, but I'm most definitely interested in this one. Just thought that I would post and let you know.

    ResponderEliminar