Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

domingo, 26 de mayo de 2013

Oso pardo: Making off + reflexión personal

Después de esta serie de entradas, no queríamos dejar pasar la oportunidad de mostraros brevemente como se han realizado las tomas, el equipo y en definitiva, señalar las condiciones en las que estuvimos disfrutando de esta maravillosa especie.


 
Oso pardo cantábrico (Ursus arctos cantabricus) bebiendo de los deshielos que bajan por las canales.
(f 1.8, v1/25, ISO 1600)


Como ya hemos mencionado anteriormente, la técnica que hemos utilizado ha sido el digiscoping afocal. Esto significa acoplar una cámara (puede ser compacta o reflex) al ocular del telescopio mediante un adaptador. En nuestra opinión, se trata de una disciplina fotográfica bastante tediosa por diversos factores, pero el que marca la diferencia es la falta de luz, debido a la superposición de lentes. Es la principal desventaja ya que a las horas de actividad animal (amanecer y atardecer), la luz de por si es escasa, por lo que se está limitado a utilizar velocidades de disparo bajas e iso alto, con el resultado de unas imágenes no demasiado nítidas. A esto también hay que añadirle una baja profundidad de campo.
 

Técnica del digidcoping afocal con reflex
 

Pero todo esto es relativo y depende de los intereses de cada uno. Para nosotros, las ventajas superan con creces a las desventajas, permitiendo la toma de imágenes de una calidad aceptable a una distancia entre 1 y 2 Km (cuando se trata de grandes mamíferos). Esta técnica, se puede considerar la menos intrusiva (dentro de la fotografía de la naturaleza), permitiendo mantener la distancia con cualquier especie y no tener la necesidad de estar al lado del animal. Todo esto se traduce en una técnica sumamente respetuosa con cualquier especie, sin interferir para nada en su ciclo de vida y lograr un avistamiento discreto y natural.

 
 

Oso pardo cantábrico (Ursus arctos cantabricus) subadulto. (f 2, v1/60, ISO 800)

 
El tener éxito con esta, como con cualquier otra especie escasa, se basa exclusivamente en el conocimiento de la biología, y etología. Con éxito nos referimos a lograr un avistamiento limpio, es decir, causando el mínimo de los problemas. Hay gente que pretende ir a fotografiar un oso o un lince con un i phone, solo por el mero echo de subirlas al facebook y ser el más popular de la clase o grupo de amigos, sin tener en cuenta los efectos que pueda llegar a producir su inconsciente acercamiento.

Con esta serie de entradas no queremos tentar a nadie a ir en busca del oso, pues el fracaso de encontrarlo es muy posible y la posibilidad de interferir en el ecosistema muy probable. Sólo queremos mostrar una manera respetuosa de hacerlo y recalcar lo que en realidad supone. No es estar sentado en una silla de camping en el arcén de la carretera a la espera de que alguien te encuentre al bicho y tu solo te preocupes de afotarlo, tampoco es ir en 4*4 o quad hasta la pista más cercana provocando un ruido espantoso. Siempre hay excepciones, pero parece que se abusa demasiado. Las auténticas salidas oseras requieren largas esperas y largas pateadas por la montaña; se pasa frío, calor, sudas, te mojas, te cansas, duermes poco y comes mal. Es decir, lo tienes que vivir y sentir de verdad, porque las recompensas son muy pocas, más bien escasas y las veces que te vas de vacío, la gran mayoría. Nosotros por lo menos lo creemos y lo vivimos así. Si logramos un avistamiento, ya puede echársenos la noche encima.

Las noches de primavera son cortas y cuando estás en mitad de la montaña con el pueblo más cercano a 6 Km, la mejor opción es sacar el saco y la esterilla en el mismo lugar donde se hizo la última espera, para poder continuar por la mañana.


Fría noche al raso


Entre otras cosas, queríamos recordar una vez más que siempre que se quiera ver especies en peligro, (ya sea osos, linces, lobos o águilas imperiales), la responsabilidad, sentido común y respeto a la naturaleza son aspectos fundamentales a seguir. Puede sonar de cajón, pero siempre hay una minoría que parecen no entenderlo: gritando, dejando basura o entrando en zonas no permitidas. A los que nos gusta fotografiar fauna salvaje, también conviene recordarnos que más vale una mala foto de lejos sin agobiar al animal, que una buena imagen más cercana estorbando y pudiendo producir efectos negativos hacia la especie, como desplazamientos del territorio.

Personalmente pensamos que en este país tan humanizado e industrializado, el oso pardo junto a muchas otras especies juegan un papel fundamental en la conservación de los ecosistemas, pues protegiendo a estos animales se consigue preservar todo un entorno. Además, siendo un animal de esas dimensiones, tan enigmático e imponente , mantiene encendida esa chispa de salvajismo que prácticamente hemos perdido. El saber que por nuestros montes todavía vagan animales que tanto hemos temido en la antigüedad y tantas leyendas han creado, hace permanecer la magia y el misterio de nuestros montes activos. Y así debe seguir siendo durante mucho tiempo.
Muchas gracias a todos por visitarnos y comentarnos. Esperemos que hayáis disfrutado.
Un saludo
 

A veces, pese a lo cortas que son las noches, se hacen muy largas y da tiempo a jugar con la cámara

 

6 comentarios:

  1. Gran entrada, y muy acertada en todo el tema. Ultimamente hay gente que esta rebasando el límite por conseguir una foto, que a veces lo único que capta es el momento que el bicho se asusta o echa a correr.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conoces tu mejor que nadie como se presenta el panorama en algunas ocasiones, por eso teníamos ganas de por lo menos contar lo que hacemos y como lo vivimos para mostrar que se puede hacer de forma respetuosa, sin causar ninguna molestia y encima disfrutando de un gran espectáculo faunístico.
      Un saludo y muchas gracias por visitar el blog y comentar

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. La entrada me parece fantástica y la lección magistral. Conozco bien el tema de esa gente. Esta entrada es un ejemplo de lo que dices: http://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com.es/2011/09/el-lobo-en-la-sierra-de-la-culebra-iii.html
    Por cierto la última foto me encanta y es muy divertida de hacer. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas.
      Como bien comentas, compartimos el mismo punto de vista en este mundillo. Es una satisfacción ver que por lo menos hay gente como tu que piensa y actúa de una manera respetuosa con el medio, lo reflejas de maravilla en la entrada del lobo en la sierra de la culebra.
      La verdad es que se pasan buenos ratos jugando con la cámara cuando uno pasa tantas horas en el campo, jaja.
      Muchas gracias por tus palabras. Un saludo

      Eliminar
  3. Tiempo sin dedicárselo a los blogs y me encuentro con esta maravilla. Gracias. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Mamen por pasarte por el blog y mostrar tu interés.
      Un saludo.

      Eliminar