Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

domingo, 28 de abril de 2013

La vida entre hermanos

Justo después de separarse de su madre, comienza una época realmente complicada para cualquier subadulto de oso pardo en la Cordillera Cantábrica. Aunque la mayor parte de su hábitat se encuentra bajo figuras de protección como Red Natura 2000, parques y reservas naturales; los peligros a sortear son muchos y la experiencia que atesoran estos pequeños es poca. A parte de los riesgos naturales, tienen que hacer frente a explotaciones ilegales a cielo abierto,  pérdida del hábitat, grandes infraestructuras, venenos, lazos y alguna que otra escopeta. Son demasiadas las amenazas que están arrinconando a la especie y en cuanto se sale un poco de sus dominios, los riesgos que corren son extremadamente altos.
 

Subadulto de oso pardo catábrico (Ursus arctos cantabricus) arrinconado en las peñas de la cordillera


Por eso, nos unimos a la afirmación que varios naturalistas y gente entendida del tema sostiene sobre la falta de información y por lo tanto de estudios sobre subadultos de oso pardo. No hay prácticamente control de lo que sucede una vez que los deja la madre. Se conoce que los machos se suelen dispersar bastante, explorando nuevos territorios. Las hembras en cambio, son más reacias a desplazamientos largos. Pero sobre la mortalidad real, poco se sabe, alguna estimación, pero no lo suficiente. Una cosa está clara, la relación de osas con crías y el aumento poblacional no van de la mano. Es decir, que si hubiese una mortalidad baja o normal de subadultos, la población de osos tendría que ser bastante mayor de lo que en realidad es. Lo que sugiere que, a nuestro punto de vista, esa mortalidad sea bastante alta.



2 hermanos de oso pardo cantábrico (Ursus arctos cantabricus) buscando alimento en los lugares más inaccesibles


Cuando se trata de dos o tres hermanos, estos van a permanecer juntos por lo menos un año más. En ese periodo dedicarán buena parte del día a comer y a jugar. La alimentación será fundamental, ya que no dispondrán ese pequeño suplemento en forma de leche que hasta hace poco acostumbraban a tomar. Como viene siendo común, en primavera se dedicarán especialmente a buscar hierbas frescas como gramíneas y umbelíferas.


Subadultos de oso pardo cantábricos (Ursus arctos cantabricus)
Ver a 1080HD pinchando en (Youtube) y después (símbolo de engranaje) abajo a la derecha de la imagen
 

Hermanos de oso pardo cantábrico (Ursus arctos cantabricus)


Entre comida y comida, intercalan juegos que se suelen basar en pequeños mordiscos y peleas. Van a ser una parte fundamental de sus vidas, ya que de ellos sacarán la mayoría de las habilidades que más adelante necesitarán para sobrevivir. Aún desconfiados e inexpertos  buscan la seguridad apoyándose mutuamente. Cuatro ojos ven más que dos, y dos narices huelen más que una; por lo que no sería de extrañar que dos o tres hermanos afronten juntos mejor la época inmadura. De forma general se les ve intranquilos y dubitativos. Los ejemplares subadultos, suelen mostrar desconfianza, parando a mirar aún cuando no hay nada que observar, incluso en medio de una trifulca. Sus pasos no llevan a ningún lado, pues dan vueltas sin seguir una dirección firme.
 
 

Juegos típicos de dos osos pardos cantábricos (Ursus arctos cantabricus) subadultos
Ver a 1080HD pinchando en (Youtube) y después (símbolo de engranaje) abajo a la derecha de la imagen
 
 
Estos dos hermanos ya llevaban un año juntos separados de la madre, por lo que sería normal pensar que les quedara poco tiempo unidos. Aunque por lo que sabemos de ellos, con aproximadamente tres años y medio aún seguían vagando por las peñas codo con codo.  Con esta última imagen de estos inconfundibles hermanos nos despedimos hasta el siguiente post.


Pareja de hermanos de tercer año de oso pardo cantábrico (Ursus arctos cantabricus)


Esperamos que os haya gustado este pequeño reportaje de estos hermanos tan característicos pasando juntos esa etapa tan crucial y difícil de sus vidas. 
Un saludo.

8 comentarios:

  1. Qué maravilla de imágenes y explicaciones ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio.

      Nos alegra que te guste, muchas gracias por pasarte y comentar. Un saludo

      Eliminar
  2. Guapo reportaje y muy bien expuesto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola S.M.P

      Estos característicos hermanos nos han regalado grandes y muy buenos momentos. Esperemos que nos sigan dando alegrías en un futuro.
      Gracias por visitarnos.

      Un saludo

      Eliminar
  3. ¡¡Interesantísimo reportaje!! Como siempre, aprendiendo con vuestro blog.
    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Endika.

      Muchas gracias por tu valoración y comentar. Lo único que pretendemos reflejar en este blog es nuestras vivencias en el campo. Si con ello, a la gente le sirve para disfrutar o aprender alguna cosa que otra, nos damos más que por satisfechos.

      Un saludo compañero.

      Eliminar
  4. Enhorabuena por la entrada, tanto las fotografías como los textos. Un placer visitar el blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Muchas gracias por seguir el blog y comentar.

      Un saludo

      Eliminar