Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

martes, 31 de agosto de 2010

Pájaros de secano

Algunos pájaros son capaces de sorprendernos en zonas bastante áridas y aparentemente despobladas como pueden ser las explanadas que hay en las cimas de los páramos.
Uno de estos es la cogujada, tan característica por su cresta normalmente levantada y puntiaguda y sus tonos de un plumaje pardo. Comparte hábitat y parecidos con la alondra, careciendo esta última de un pico fuerte como es el de la cogujada y posee una cresta menos erguida y a menudo plana.


Cogujada común (Galerida cristata)

Otro es la collalba gris, que como de costumbre andaba vigilando a los insectos desde sus posaderos (rocas, ramas...) para perseguirlos una vez avistados. Sus alas y "antifaz" negros sobre fondo gris le distinguen del resto, salvo del alcaudón real, que posee un pico ganchudo dos motas blancas en las alas y carece de de la "T" negra que se aprecia en la cola en vuelo.



Collalba gris (Oenanthe oenanthe)


Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Pero cuando llueve, o se humedece el ambiente, muchos pájaros aprovechan para picar en busca de comida . En una de estas, cayó tanta agua y tan de repente que una cigüeña que volaba por la zona, tuvo que parar en esta antena a secarse batiendo las alas para poder emprender la marcha.


Cigüeña común (Ciconia ciconia)

Después sale el sol y los charcos son aprovechados por pajarillos para beber, lavarse o simplemente refrescarse.


Lavandera boyera (Motacilla flava)

Gracias por la visita,
Un saludo

jueves, 12 de agosto de 2010

Pequeños mamíferos comunes

En estos días calurosos hemos andado por las praderas cantábricas, y para nuestro asombro, han predominado los mamíferos.
Prácticamente a cualquier hora del día o de la noche (evitando siempre las horas de más calor) los conejos son observados por infinitud de campos y praderas. Tanto solos como acompañado pero siempre cerca de sus madrigueras y cobijos como zarzales por los que andan devorando hierbas.
Lo primero que encontramos fueron un par de crías. Una de ellas andaba algo perdida, mientras que la otra más espabilada se refugiaba del sol y de depredadores en un viejo tubo de hormigón.


Conejo común (Oryctolagus cuniculus)


Conejo común (Oryctolagus cuniculus)


Al poco tiempo encontramos a la posible madre que oteaba desesperadamente en busca de sus pequeños.


Conejo común (Oryctolagus cuniculus)


La tarde pasa y son conejos los protagonistas, hasta que algo diminuto corretea al atardecer por unas tierras algo húmedas por la niebla que empezaba a caer. Este pequeño mamífero resultó ser una musaraña común que buscaba comida, así como insectos o incluso hasta pequeños vertebrados. Diferenciada de sus parientes por su morro en forma de cono con largos bigotes, sus pequeños ojos, un pelaje pardo (mojado en las fotografías, cambiando a un tono más gris) por encima y blanquecino por la tripa y una cola larga.


musaraña común (Crocidura russula)


musaraña común (Crocidura russula)


Otro habitante del lugar es el erizo, que suele encontrarse de noche entre grandes hierbas. Este extraordinario animal se hará una bola de pinchos en cuanto note algún peligro, y la deshará lentamente y vigilando según se note seguro.


Erizo común (Erinaceus europaeus)


Finalmente y ya en la noche, uno de los depredadores de todos estos y más seres, es el zorro. En esta ocasión se hallaba en la zona donde vimos por última vez los conejos. En concreto andaba en el tubo de hormigón donde se encontraba la cría de conejo. Habían pasado varias horas ya, por lo que no sabremos si consiguió escapar antes de que llegara el raposo o no.


Zorro (Vulpes vulpes)


Un saludo, y gracias por pasaros por el blog.