Bienvenidos a Cobijo camijanes, un blog que intenta mostrar la diversidad de fauna en su estado y hábitat natural

jueves, 7 de enero de 2010

A orillas del río Nansa

El río Nansa surca la región occidental de Cantabria, limitando con la provincia de Asturias. En uno de los muchos paseos que solemos dar por estas orillas, decidimos observar y fotografiar algunas de las especies de anfibios que habitan por estos cauces. El resultado fue bastante bueno aunque echamos de menos alguna especie más, pero para comenzar no esta mal.






Río Nansa



Comenzamos hablando de las regiones del río con corriente, es decir donde el agua fluye con rapidez. En sus orillas se encuentra la rana bermeja, que aprovecha las pocas horas de sol que ha dejado este otoño-invierno en esta región, para solearse un poco sobre las rocas.



Rana bermeja (Rana temporaria)


Siguiendo el curso del río nos encontramos con la gran variedad de colores que presenta la rana verde, desde tonos pardos hasta el verde en todas sus tonalidades, incluyendo todos los tonos intermedios y sus mezclas. Encontramos esta especie de rana encima de piedras, de las que solían saltar al agua al notar nuestra presencia (muchas veces es así como te das cuenta de que allí había una rana) o pegada a ellas quedando así media rana al aire libre y media bajo las aguas del río Nansa, aprovechando así la escasa y temporal luz del sol. También fue frecuente ver como nadaban ágilmente entre las rocas. Esta especie es habitual en los lugares donde el caudal se estanca, esos lugares característicos donde empiezan a crecer algas y en donde las condiciones del agua empeoran debido a la disminución de oxígeno. Es esta rana, la más tolerante para vivir en aguas ligeramente contaminadas o muy estancadas. Por otra parte es la única que se permite su caza, y más tarde su ingesta.

Rana verde forma clara (Rana perezi)



Rana verde forma oscura (Rana perezi)


Rana verde forma clara (Rana perezi)


 Par de ranas verdes de forma clara (Rana perezi)


Por otra parte nos quedamos sorprendidos al ver tan de cerca a una garza real comiendo un par de ejemplares de esta especie de rana durante pocos segundos. Al notar nuestra presencia se marchó.

Finalmente encontramos un tritón palmeado en una pequeña charca al lado del río. Nos llamó la atención por su proximidad al mar, ya que a dos kilómetros se encontraba el agua salada de la ría Tina Menor. Su estado de conservación en la península Ibérica es de preocupación menor.

Tritón palmeado (Triturus helveticus)



Tritón palmeado (Triturus helveticus)

Como conclusión, queremos resaltar la buena calidad del agua de este río, ya que alberga salmones, tritones, plecópteros y efemerópteros (buenos indicadores de la calidad del agua), a excepción de los lugares donde se encuentra la rana verde, aguas estancadas a las orillas del curso bajo.
Saludos a todos y feliz 2010

3 comentarios:

  1. Hola. Que fotos mas bonitas. Sin duda, ahora se siente la falta de nuestros anifibios, que fotos mas bonitas ofrecen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Vaya suerte ver dos ranas en la misma piedra..!
    Bonito lugar, se echa de menos tanta montaña y el rio!
    Ya te lo he dicho, necesito que tu hermano me cuente una cosa sobre los perezosos que me quedé con la duda.
    Un abrazo! Ahi tienes tu comentario xD

    ResponderEliminar
  3. Un apunte sobre la procesionaria del pino:a pesar de ser efectivamente una plaga cuando se abandonan los pinares;un cierto número de bolsas asegura el alimento a numerosas aves insectivoras como Abubillas,Picapinos,etc a las cuales no afecta la composición urticante de las mismas.

    ResponderEliminar